Parque EuropaTorrejón de Ardoz

Puerta de Brandeburgo

La Puerta de Brandeburgo es una antigua puerta de entrada a Berlín y uno de los principales símbolos tanto de la ciudad como de Alemania. No se trata de un arco del triunfo, sino que era el acceso, a modo de propileos, al "Nuevo Berlín" de la época. Está situada en el centro actual de la ciudad, en la Plaza de París, formando el final de la avenida Unter den Linden y marcando el comienzo del gran parque Tiergarten y de la avenida Straße des 17. Juni. En las cercanías también se encuentran el Reichstag y la Potsdamer Platz. Importantes sucesos en la historia de Berlín están ligados a la Puerta de Brandeburgo.

La puerta de Brandeburgo, obra del arquitecto Carl Gotthard Langhans, es una construcción en piedra arenisca de 26 m de alto, 65,5 metros de ancho y 11 metros de largo según el estilo del Neoclasicismo temprano. Recuerda a los propileos de la Acrópolis de Atenas. Posee cinco zonas de paso, de las cuales la central es la más ancha, con dos puertas menores a los lados. Las columnas son de estilo dórico, estriadas, y en su base alcanzan un diámetro de 1,75 metros. La parte superior y el interior de las zonas de paso están recubiertos con relieves que representan a Hércules, Marte y la diosa Minerva. Después del derribo de la muralla de la ciudad (1867/68), el discípulo de Friedrich Schinkel, Johann Heinrich Strack, colocó a ambos lados los dos pórticos mayores.

La puerta está coronada con una escultura de cobre de unos 5 metros de altura, la Cuadriga, creada por Johann Gottfried Schadow, que representa a la diosa de la Victoria montada en un carro tirado por cuatro caballos en dirección a la ciudad.